Xiaomi Mi 8 Lite, análisis: la familia Mi baja de nivel para competir ferozmente en la gama media - Android Curioso
» » Xiaomi Mi 8 Lite, análisis: la familia Mi baja de nivel para competir ferozmente en la gama media

Xiaomi Mi 8 Lite, análisis: la familia Mi baja de nivel para competir ferozmente en la gama media

snekone 7 de diciembre del 2018 Sin categoría No hay comentarios
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ¡Sé el primero en calificar!
Loading ... Loading ...

Xiaomi Mi 8 Lite, análisis: la familia Mi baja de nivel para competir ferozmente en la gama media

Xiaomi, que apenas lleva un año en España de forma oficial, viene pisando muy fuerte. La firma china ha conseguido convertirse en casi un sinónimo de gama alta asequible y en uno de los máximos exponentes en la gama media, y el éxito de terminales como el Xiaomi Mi A1 o Mi A2 habla por sí solo. Lo último de la compañía es la familia Mi 8, compuesta por cinco miembros. Ya conocemos al hermano mayor, el Xiaomi Mi 8 Pro, y al mediano, el Xiaomi Mi 8. Le toca el turno, pues, al ‘peque’.

El Xiaomi Mi 8 Lite se configura como un terminal que apuesta por una pantalla de 6,26 pulgadas, 4 GB de memoria RAM, procesador Snapdragon 660 y una doble cámara trasera. Su plan es usar estas armas para colocarse en el podio de la gama media, donde hay grandes rivales a batir como el Motorola Moto G6 Plus o el Huawei Mate 20 Lite. ¿Lo conseguirá? Salgamos de dudas.

Xiaomi Mi 8 Lite, ficha técnica

XIAOMI MI 8 LITE

DIMENSIONES Y PESO

156,4 x 75,8 x 7,5 mm

169 gramos

PANTALLA

IPS/LCD de 6,26 pulgadas

Resolución FullHD+ (2.280 x 1.080 píxeles)

Relación de aspecto 19:9

403 píxeles por pulgada

PROCESADOR

Snapdragon 660 (4 Cortex A73 a 2.2 GHz + 4 Cortex A53 a 1.8 GHz)

GPU Adreno 512

MEMORIA RAM

4 GB

ALMACENAMIENTO

64 GB ampliables con tarjeta microSD

BATERÍA

3.350 mAh

Quick Charge 3.0

CÁMARA TRASERA

Doble lente compuesta de:

Sensor principal: Sony IMX363 de 12 megapíxeles, f/1.9, píxeles de 1,4 µm

Sensor secundario: Samsung S5K5E8 de 5 megapíxeles, f(2.0, píxeles de 1,12 µm

Flash LED

CÁMARA DELANTERA

Sensor IMX576 de 24 megapíxeles con píxeles de 1,12 µm

SISTEMA OPERATIVO

Android 8.1 Oreo con MIUI 10

CONECTIVIDAD

Bluetooth 5.0, GPS, GLONASS, BDS, WiFi de doble banda, USB tipo C

OTROS

Lector de huellas trasero

PRECIO

249,99 euros

Es bonito se mire por donde se mire

Xiaomi Mi 8 Lite Trasera

Empezamos por el diseño. El Xiaomi Mi 8 Lite es un terminal delgado, no excesivamente pesado aunque tampoco de los más ligeros y muy bonito. La trasera está construida en cristal y en ella encontramos el lector de huellas, el módulo con la doble cámara trasera, el flash LED y el logo de MIUI. Se siente cómodo y premium a la mano, pero tiene el inconveniente de casi todos los móviles hechos de cristal: es un imán para las huellas. Por suerte, Xiaomi ha incluido una funda en la caja que, que si eres un poquito maniático como yo, acabarás usando.

Antes de pasar a repasar los marcos, cabe destacar que el lector de huellas está en una posición idónea. El dedo índice cae justo sobre el sensor, aunque eso no va a evitar que al principio toques donde no debes y llenes el cristal de huellas. En cuanto repitas el gesto dos o tres veces le habrás cogido la posición y no volverás a fallar.

XIAOMI MI 8 LITE

XIAOMI MI A2

Huawei P20 Lite

Huawei Mate 20 Lite

Huawei P Smart+

Motorola Moto G6 Plus

Motorola One

Samsung Galaxy A7 (2018)

Samsung Galaxy A9 (2018)

Honor 8X

OPPO RX17 NEO

BQ AQUARIS X2 PRO

DIMENSIONES

154,4 X 75,8 mm

158,7 x 75,4 mm

148,6 x 71,2 mm

158,3 x 75,3 mm

157,6 x 75,2 mm

160 x 75,5 mm

149,9 x 72,2 mm

159,8 x 76,8 mm

162,5 x 77 mm

160,4 x 76,6 mm

158,3 x 75,5 mm

150,7 x 72,3 mm

GROSOR

7,5 mm

7,3 mm

7,4 mm

7,6 mm

7,6 mm

8 mm

8 mm

7,5 mm

7,8 mm

7,8 mm

7,4 mm

8,4 mm

PESO

169 gramos

166 gramos

145 gramos

172 gramos

169 gramos

167 gramos

162 gramos

168 gramos

183 gramos

175 gramos

156 gramos

168 gramos

PULGADAS

6,26″

5,99″

5,84″

6,3″

6,3″

5,9″

5,9″

6,0″

6,3″

6,5″

6,41″

5,65″

RATIO PANTALLA/FRONTAL

82,5%

77,4%

80,5%

81,7%

82,2%

74,4%

79,2%

74,4%

80,5%

84%

84,4%

75,6%

El marco derecho tiene el botón de encendido y los de volumen, a los que se puede llegar bien con el dedo pulgar si eres diestro y con el dedo índice si eres zurdo, aunque habría agradecido que estuviesen un poquito más abajo. El marco izquierdo tiene la ranura para la nanoSIM y la tarjeta microSD, el canto superior tiene el micrófono para los vídeos y el inferior los altavoces, el micrófono para llamadas y el USB tipo C.

Lo único que puede generar cierto rechazo es el notch. Es pequeñito, sí, pero está ahí. A mí no me molesta en exceso y al final me he acabado olvidando de él, pero siempre se puede ocultar por software desde Ajustes > Pantalla completa.

Habrás notado que no se ha mencionado el jack de 3.5 mm, y es que el Xiaomi Mi 8 Lite no lo incorpora. Eso implica que tenemos tres opciones: usar unos auriculares con puerto USB tipo C (que no vienen incluidos), usar el adaptador que podrás encontrar en el interior de la caja o pasarte a unos auriculares Bluetooth. A gusto del consumidor.

Una pantalla IPS/LCD que se comporta realmente bien

Xiaomi Mi 8 Lite Opinion

Lo primero que llama la atención al encender el Xiaomi Mi 8 Lite son los colores de su pantalla, y no es para menos. El dispositivo tiene un panel IPS/LCD de 6,26 pulgadas con resolución FullHD+ (2.280 x 1.080 píxeles) y relación de aspecto 19:9 que ocupa el 82,5% del frontal. A pesar del tamaño no se siente grande y el trabajo de compactación es excelente.

A pesar de no ser AMOLED, los negros son profundos (algo de lo que se disfruta cuando veas películas o juegas) y los colores se ven algo más saturados, aunque sin exagerar. Se ve muy bien, en resumen. Además, la interfaz de MIUI, de la que hablaremos luego, sabe sacar provecho del panel apostando por unos iconos muy coloridos que le dan un look muy atractivo. Tiene un efecto ¡Wow! cada vez que desbloqueas el móvil que es difícil de conseguir en una LCD, y se agradece.

En cuanto a visibilidad no tengo ninguna queja. El brillo automático funciona perfectamente, se ve bien a plena luz del día y los niveles máximos y mínimos son correctos. También son buenos los ángulos de visión, la pantalla no azulea al inclinarse y el balance de blancos es el apropiado, aunque siempre puede calibrarse en el menú de ajustes. Un panel bien hecho con un tiempo de respuesta excelente, en pocas palabras.

La pantalla del Xiaomi Mi 8 Lite rinde bien en cualquier situación, y si el notch supone un problema se puede ocultar desde los ajustes

La única pega que se le puede poner al panel es el notch, por el simple motivo de que no sirve para nada. Es pequeñito, estamos de acuerdo, pero no esconde ningún tipo de tecnología de desbloqueo facial ni nada por el estilo. A mí, insisto, no me molesta, pero me gustaría que tuviese alguna función más allá que la estrictamente estética.

Terminamos este apartado hablando del sonido, para el que solo tengo buenas palabras. Incluso al máximo, la música y los vídeos se escuchan de forma nítida y clara, aunque he tenido que tener cuidado de no tapar el altavoz al cogerlo en horizontal. Es fácil taparlo y, entonces sí, suena enlatado y regular. Nada grave, desde luego, pero mejor tenerlo presente.

Excelente en rendimiento, sin más

Xiaomi Mi 8 Lite Pubg

Pasamos al que, posiblemente, sea el punto positivo más importante del Xiaomi Mi 8 Lite, que no es otro que el rendimiento. Si de algo sabe y mucho Xiaomi es de hacer dispositivos de gama media buenos, y el Mi 8 Lite no es una excepción. El terminal cuenta con 4 GB de memoria RAM, el procesador Snapdragon 660 y una GPU Adreno 512, y la experiencia no podría ser más satisfactoria.

XIAOMI MI 8 LITE

XIAOMI MI A2

HUAWEI P20 LITE

HUAWEI MATE 20 LITE

HUAWEI P SMART+

MOTOROLA MOTO G6 PLUS

MOTOROLA ONE

SAMSUNG GALAXY A7 (2018)

SAMSUNG GALAXY A9 (2018)

HONOR 8X

OPPO RX17 NEO

BQ AQUARIS X2 PRO

PROCESADOR

Snapdragon 660

Snapdragon 660

Kirin 659

Kirin 710

Kirin 710

Snapdragon 630

Snapdragon 625

Exynos 7885 Octa

Snapdragon 660

Kirin 710

Snapdragon 660

Snapdragon 660

RAM

4 GB

4 GB

4GB

4GB

4 GB

4 GB

4GB

4 GB

6 GB

4 GB

4 GB

4 GB

ANTUTU

142.264

127.610

80.986

132.007

138.583

89.874

81.147

116.370

104.000

139.427

175.000

141.558

GEEKBENCH 4 (SINGLE/MULTI)

1.628/5.896

1.626 / 4.286

935 / 3.581

1.587 / 5.519

1.252/5.355

862/4.055

856 / 4.206

568/1.989

1.609/5.844

1.611/5.688

1.922/4.373

1.642/5.763

Todas las aplicaciones se abren rápido, la navegación por la interfaz es fluida, los tiempos de carga en apps del día a día son muy reducidos y la sensación global es que el teléfono va bien, simple y llanamente. MIUI, con sus más y sus menos, es una de las (a mi juicio) mejores capas de personalización de la actualidad, y eso se nota en el día a día.

Repasando la experiencia que he tenido durante el análisis, con apps tipo WhatsApp, Twitter, Instagram, GMail y Google Chrome no he sufrido ni un solo ápice de lag. La experiencia es más que correcta y me ha dejado con un muy buen sabor de boca. El Xiaomi Mi 8 Lite es uno de esos móviles que da gusto usar.

El rendimiento es una de las principales bazas del Xiaomi Mi 8 Lite. Todo se abre y mueve rápido y la experiencia es sobresaliente

Tampoco he tenido problemas con juegos ligeros como Clash Royale y aunque títulos como PUBG Mobile le cuestan un poquito más, bajándole la calidad se puede conseguir un rendimiento correcto. Los FPS son estables, incluso cuando hay una carga gráfica importante que procesar. No creo que sea un móvil enfocado a jugar, pero si lo quieres usar para eso no vas a tener mayor problema. Fortnite, eso sí, no es compatible (ni con este ni con cualquier móvil que tenga el Snapdragon 660, dicho sea de paso).

La temperatura se mantiene correcta en casi todas las circunstancias, aunque si eres de pasar largas sesiones de gaming puede que notes cierto calentamiento en la parte trasera. No es nada exagerado y el terminal se enfría rápidamente cuando lo dejas tranquilo un par de minutos.

Xiaomi Mi 8 Lite Gestos

En cuanto a la multitarea, los 4 GB de memoria RAM son más que suficientes para tener varias apps corriendo en segundo plano y alternar entre ellas sin tener que esperar a que se vuelvan a abrir. Es agradable poder estar jugando a PUBG Mobile, recibir un WhatsApp, abrir la app, contestar y volver al juego sabiendo que seguirá abierto y justo donde lo dejaste.

Finalmente, 64 GB de almacenamiento es una cifra que suena bien. Es complicado llenar tanta memoria, sobre todo si eres usuario de la nube como un servidor, pero, por si acaso, te interesará saber que puedes ampliarlo con tarjetas microSD.

MIUI 10, su mejor amigo y su peor enemigo

Xiaomi Mi 8 Lite Miui 1

MIUI 10, o MIUI en general, es una capa con una personalización muy agresiva con algunos claros y oscuros. Empecemos por lo bueno hablando del rendimiento y la fluidez del sistema. MIUI 10 (que corre sobre Android 8.1 Oreo) se mueve como la seda, las animaciones son correctas y tiene algunos de esos detalles pequeños que no son demasiado relevantes pero que gustan. Un ejemplo sería que, al cerrar las aplicaciones del sistema, los iconos hacen un animación muy ‘cuqui’.

Mención especial merece el sistema de navegación gestual, que funciona perfectamente y es una pena que no venga activado por defecto. Es exactamente el mismo muy similar al de los iPhone y permite aprovechar un poquito mejor la pantalla. Al final lo acabé prefiriendo a los botones.

Ahora bien, si MIUI hace que todo se mueva a la perfección, también hace que sea complicado manejarse con el dispositivo. Por lo pronto carece de cajón de aplicaciones, algo que si vienes de un iPhone no vas a echar de menos pero que otros usuarios Android usan a menudo. Nada que no se pueda solucionar instalando un launcher como Nova, está claro, pero no estaría de más poder añadirlo.

MIUI funciona a la perfección pero puede ser bastante lioso para un usuario que no esté familiarizado

Los ajustes son un galimatías de mucho cuidado. Hay cosas que se escapan al sentido común, como que en vez de tener un menú llamado “Pantalla” tengas “Pantalla”, “Fondo de pantalla”, “Pantalla de bloqueo y contraseña”, “Pantalla de inicio y recientes” y “Pantalla completa”. Al final no sabes en qué menú se encuentra cada cosa y acceder a algo tan sencillo como los ajustes de contraste y saturación se convierte en una odisea digna de ser contada por Homero. El rendimiento es maravilloso, pero es complicado hacerse a MIUI.

Xiaomi Mi 8 Lite Miui 2

Por otro lado, MIUI viene cargadito de bloatware, tanto propietario como de terceros. Aquí debo decir una cosa, y es que las apps de Xiaomi funcionan sorprendentemente bien y están diseñadas de forma que encajen con el resto de la interfaz. Ejemplo de ello es la de reloj o la calculadora. Algunas de ellas, como la de Mi Community, las puedes desinstalar, pero la gran mayoría no. La unidad de pruebas que yo he podido probar viene también con Amazon, Facebook, un cliente de correo y Joom preinstaladas, aunque te puedes deshacer de ellas.

No podemos dejar de hablar de las notificaciones, porque son un caos (hablando en plata). Al menos en nuestra unidad de pruebas la inmensa mayoría no venían configuradas por defecto, por lo que el teléfono vibraba al recibirlas pero no se mostraban en la pantalla de bloqueo. Por ejemplo, si quieres recibir notificaciones de mensajes directos en Instagram tienes que ir a Notificaciones y barra de estado > Notificaciones de aplicaciones > Instagram > Instagram Direct y activar que vibre, que suene y que se muestre en la pantalla de bloqueo. Multiplica eso por todas las apps que tengas y echarás una entrañable tarde configurando notificaciones.

Las notificaciones son un problema importante en MIUI 10. No solo vienen desactivadas por defecto sino que no se puede poner el icono de las apps en la barra

Y no se queda ahí. No hay forma humana de poner las notificaciones en la barra de estado, al menos en la unidad analizada. Este acceso debería estar en Notificaciones y barra de estado > Notificaciones de aplicaciones, pero no aparece, así que al final ha tocado acostumbrarse. Entiendo que lo añadirán en futuras versiones de MIUI 10, pero en el momento en el que se escriben estas líneas no aparece. Yo soy usuario de iPhone y estoy acostumbrado, pero es posible que quien venga de otro Android lo eche de menos.

A su favor hay que decir que el distintivo en las aplicaciones (el número en naranja que aparece en los iconos) si está activado por defecto, por lo que al menos puedes saber si tienes alguna cosa pendiente o no.

En resumen, MIUI es una capa que funciona perfectamente pero que tiene mucho margen de mejora en cuanto a usabilidad. No es para todo el mundo y puede llegar a ser algo caótica. MIUI es la culpable de que el teléfono sea fluido y todo se mueva sin tirones, pero no le vendría mal una pizca de orden.

Batería para todo el día

Xiaomi Mi 8 Lite Bateria

El Xiaomi Mi 8 Lite tiene batería para todo el día (bonito pareado). En su interior esconde 3.350 mAh con Quick Charge 3.0 que dan para poder olvidarte del cargador. Es verdad que no llega a los 4.000 mAh como otros dispositivos, pero tampoco es que le haga falta. Además, la autonomía final depende de muchos factores, empezando por la gestión del sistema, y aquí MIUI saca mucho pecho.

En términos generales he podido conseguir una seis horas de pantalla activa al día, entre cinco y cinco horas y media si le pido un poco más porque me ponga a jugar un rato. En total, como puede verse en las imágenes superiores, la vida útil de un solo ciclo de carga es de casi un día y medio.

La duración media de la batería es de entre 5:30 – 6 horas de pantalla activa.

A esto hemos de sumarle la carga rápida, que consigue cargar el 50% de la batería en media hora y ponerla al 100% en poco más de hora y media. Todo esto con el cargador que viene incluido en la caja. Cuando el dispositivo está en reposo es un mechero, como se suele decir. Ha habido días en los que me acosté dejándolo a un 10% de batería y me lo encontré al día siguiente con un 6-7%.

Experiencia fotográfica casi, casi sobresaliente

Xiaomi Mi 8 Lite Camara

Nos vamos acercando al final del análisis y, por lo tanto, toca hablar de la cámara. El Xiaomi Mi 8 Lite monta una setup doble en la parte trasera compuesto por un sensor Sony IMX363 de 12 megapíxeles con una apertura f/1.9 y píxeles de 1,4 µm y un sensor secundario (de profundidad) Samsung S5K5E8 de cinco megapíxeles y apertura f/2.0. La cámara delantera, por su parte, monta el Sony IMX576 de 24 megapíxeles. Estos tres sensores se ven potenciados por Inteligencia Artificial, es decir, por una detección de escenas inteligente que aplica correcciones de color según lo que vayas a fotografiar.

Hablaremos de ella más adelante, pero antes vamos a repasar la app de cámara. A diferencia de lo que ocurre con MIUI, la app de cámara sí es fácil de usar y bastante intuitiva. Todos los modos están colocados abajo (foto, vídeo, retrato, panorámica, manual, etc…) y puedes alternar entre ellos o bien pulsando sobre su nombre o deslizando hacia los lados. La parte superior se reserva para activar o desactivar la IA, el HDR, el flash y los filtros. No tiene más, y visto lo visto en apartados anteriores, gracias, Xiaomi.

Xiaomi Mi 8 Lite Camara

Es rápida en el enfoque, disparo y procesamiento y en ese sentido es de esas cámaras que disfrutas usando. No solo porque la app esté bien hecha y funcione sin problemas, sino porque la calidad es muy buena. No ha habido una sola situación que se le resista y en la que no plante cara.

Ejemplo Dia Mi 8 Lite

Cuando las condiciones de luz son buenas, tal y como puedes ver en la imagen superior, el nivel de detalle es muy bueno, los colores están bien definidos, el nivel de brillo es correcto, el cielo se recupera al completo gracias al HDR y el balance de blancos está bien conseguido. No hay nada que llame la atención por estar mal hecho. Para tener el precio que tiene, el Mi 8 Lite ofrece unos resultados muy interesantes.

Al caer la noche, como siempre ocurre, todos los gatos son pardos y todos los gama media son gama media. Sin embargo, el pequeñín de Xiaomi se comporta bastante bien. La cámara consigue controlar los amarillos tan característicos de las farolas de la calle enfriando ligeramente el balance de blancos. El ruido no es que sea demasiado evidente a primera vista (hay que ampliar para verlo) y el nivel de detalle, al menos en primer y segundo plano, es muy digno. Es un cámara con la que he disfrutado echando fotos.

Ejemplo Noche Mi 8 Lite

Antes de pasar a la cámara delantera para ver los selfies vamos a detenernos un momento en la Inteligencia Artificial. ¿Sirve para algo? ¿Funciona? ¿La activas o la dejas tranquilita? Solo puedo responder con un “depende”. La IA de Xiaomi hace lo que casi todas las IAs en smartphones, es decir, analiza la escena y aplica una serie de filtros y retoques de color que, según la IA, son los óptimos para conseguir el mejor resultado. En algunas situaciones, como sería la primera foto que tienes en este apartado, algún usuario podría agradecer que la IA suba el contraste y la claridad, levante las sombras y sature un poco los colores. A mí, a título personal, no me gusta.

Cuando es de noche, la IA hace una cosa muy rara. La cámara, de por sí, es capaz de controlar las luces altas y los amarillos para que la foto salga bien. ¿Por qué entonces la IA satura los amarillos y sube las luces altas, si el resultado es, precisamente, lo que la propia cámara intenta evitar? De nuevo, es algo personal y nunca está de más tener ambas opciones. Yo prefiero resultados más naturales, habrá quién los prefiera más saturados. Allá cada uno con lo que sube a su Instagram.

Sin Ia Con Ia A la izquierda tienes la foto sin IA y a la derecha la foto con IA.
Sin Ia Con Ia 2 A la izquierda tienes la foto sin IA y a la derecha la foto con IA.
Sin Ia Con Ia Noche 1 A la izquierda tienes la foto sin IA y a la derecha la foto con IA.

Sin Ia Con Ia Noche 2 A la izquierda tienes la foto sin IA y a la derecha la foto con IA.

Dejamos la IA y vamos a hablar de la cámara para selfies. A esta le ocurre lo mismo que a la cámara principal, y es que los resultados de día son excelentes y de noche un poquito más ajustados. Cuando la luz acompaña se pueden conseguir fotos muy buenas con un nivel de detalle exquisito. El HDR consigue rescatar el fondo en la mayoría de ocasiones (siempre que no sea algo exagerado) y el nivel de brillo, contraste, color y saturación es correcto.

Selfie Dia Con el sol de frente y buena luz se pueden conseguir fotos increíbles.

Cuando anochece el resultado es, como decía, más ajustado. El nivel de detalle se reduce bastante y aparece ese efecto acuarela que resta nitidez a la imagen. Además, el obturador es un poco lento cuando la luz escasea, lo que hace que alguna foto pueda salir más movida de la cuenta.

Selfie noche Cuando es de noche aparece el efecto acuarela y el nivel de detalle se reduce.

Llegamos así al modo retrato. El Xiaomi Mi 8 Lite usa el sensor secundario de la cámara trasera para medir la profundidad y saber qué tiene que desenfocar. El resultado es bueno a plena luz el día. Tiene algún que otro recorte regular, pero en general la foto sale bien. El desenfoque se aplica de forma progresiva, es decir, se desenfoca menos lo que está más cerca y más lo que está más lejos. Eso hace que el resultado sea natural. Los colores están bien gestionados, el nivel de detalle es bueno y el HDR consigue recuperar algunos detalles del fondo.

Retrato De Dia Xiaomi Mi 8

Cuando es de noche la cosa cambia un poco. El detalle se pierde y el efecto acuarela vuelve a hacer acto de presencia, sobre todo si amplias. Aun así, el recorte es bueno en la mayoría de ocasiones y el desenfoque se aplica de forma progresiva. Echo en falta algo más de luz sobre el sujeto pero en líneas generales podemos decir que es un retrato correcto.

Retrato Noche Xiaomi Mi 8 Lite

Pasamos al retrato con la cámara interna. De día, el recorte es exquisito y el resultado final es muy bueno cuando no hay luces altas de fondo. El nivel de detalle, color y contraste es correcto, el desenfoque es progresivo y la foto final destaca por sí misma. Cuando el fondo tiene demasiada luz la cámara no es capaz de recuperar el cielo, por ejemplo, pero sí rescata algunos detalles de edificios. De noche se pierde algo de nitidez y el fondo tiende a quedar sobreexpuesto, pero el recorte es muy bueno y la imagen se salva.

Retrato Interna Dia Xiaomi Mi 8 Lite
Retrato Interna Noche Xiaomi Mi 8 Lite

Acabamos con el vídeo, que es donde más flaquea el terminal. El Xiaomi Mi 8 Lite es capaz de grabar en 4K@30FPS, FullHD@60 FPS y en cámara lenta a 120 FPS, pero el estabilizado es regular y el clip final, aunque tiene buen color, brillo y nivel de detalle, queda demasiado movido tanto de día como de noche. Hay mucha vibración y el vídeo puede llegar hasta ser incómodo de ver. Aquí abajo tienes seis clips para que lo veas por ti mismo. Han sido grabados mientras andaba sujetando el teléfono con las dos manos.

4K a 30 FPS de día

FullHD a 60 FPS de día

Cámara lenta a 120 FPS de día

4K a 30 FPS de noche

FullHD a 60 FPS de noche

Cámara lenta a 120 FPS de noche

Xiaomi Mi 8 Lite, la opinión y nota de Xataka

Xiaomi Mi 8 Lite Lector Huellas

El Xiaomi Mi 8 Lite se puede comprar por 247,89 euros en Amazon en color negro, aunque en la web de Xiaomi lo puedes encontrar también desde 269 euros en negro y azul. Por ese precio, el Xiaomi Mi 8 Lite es un gama media de lo más recomendable que planta cara no solo a casi todos sus competidores, sino al mismísimo Xiaomi Mi A2, que podríamos considerar su rival directo dentro de la casa.

El dispositivo destaca en diseño, siendo un terminal bonito, agradable al tacto, no demasiado pesado y compacto. Todo está al alcance de la mano, el lector de huellas está colocado en una posición idónea y la experiencia de uso no podría ser mejor. Es cierto que se mancha con solo mirarlo, pero siempre puedes ponerle la fundita que viene en la caja y solucionarlo.

En cuanto al rendimiento y batería, poco más se puede decir que no se haya dicho ya. El Mi 8 Lite es una máquina en todos los sentidos. La interfaz es fluida, los tiempos de carga son ínfimos y los juegos livianos se mueven sin mayor dificultad a una tasa de cuadros por segundo estable. Se resiente cuando le pedimos un poquito más y cuando la carga gráfica en juegos pesados es importante, pero con bajarle la calidad le pondrás remedio. En apps del día a día como WhatsApp, Twitter o Instagram no he tenido ningún problema. Es un dispositivo que da gusto usar, simple y llanamente.

El Xiaomi Mi 8 Lite destaca en diseño, rendimiento y fotografía. Su único problema es la personalización de MIUI y la falta de NFC

La cámara, como ya has podido ver en las fotos, es de las mejores en su rango de precio. Hinca ligeramente la rodilla cuando no hay demasiada luz, pero es algo completamente normal. Cuando las condiciones son propicias, el Mi 8 Lite tiene más bien poco de Lite. El recorte del modo retrato, tanto en la cámara interna como externa, es muy bueno (lo que no significa que sea perfecto) y el resultado final es natural y luce bien, algo que no todas lo móviles son capaces de conseguir.

Por destacar algún punto negativo, he de decir que he echado en falta el NFC, algo que teniendo una trasera de cristal se podría haber implementado perfectamente. Si estás acostumbrado a pagar con el móvil en este terminal no podrás hacerlo, aunque no debería suponer un problema si no lo haces nunca.

En resumen, solo queda decir que el Xiaomi Mi 8 Lite es un dispositivo sobresaliente, un hueso duro de roer para otros terminales que ofrezcan especificaciones parecidas por 300 euros o más. Si MIUI no es un inconveniente para ti y puedes vivir si NFC, el Xiaomi MI 8 Lite es uno de los gama media a tener muy en cuenta para Navidad. Buen rendimiento, buena cámara y buena autonomía por 250 euros, ¿qué más se puede pedir?

8,4

Diseño9
Pantalla8,5
Rendimiento8,5
Cámara8
Software8
Autonomía8,5

A favor

  • Rendimiento excepcional
  • Una cámara que da gusto usar
  • Batería suficiente para olvidarse del cargador

En contra

  • La personalización excesiva de MIUI
  • El efecto acuarela de las fotos de noche
  • Se ensucia con solo mirarlo

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Xiaomi. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

También te recomendamos

Xiaomi Redmi 6, análisis: la gama económica se pone seria en fotografía

Xiaomi Mi A2 Lite, análisis: el superventas en la sombra

#CienciaenelParlamento o cómo Twitter puede crear una cultura política científica


La noticia

Xiaomi Mi 8 Lite, análisis: la familia Mi baja de nivel para competir ferozmente en la gama media

fue publicada originalmente en

Xataka Android

por

José García Nieto

.

snekone

snekone

Los comentarios han sido cerrados.